Música Salsa

Salsa

La "salsa" es un género musical de origen música afro caribeña latinoamericana, que surgió en Nueva York. Fue creado por inmigrantes caribeños que en los años sesenta mezclaron ritmos tradicionales latinos con elementos del jazz según el ejemplo del mambo y del cha-cha-chá. Con lo que dieron a la música con varios tipos de instrumentos de percusión, el estilo salsa es la principal música tocada en los clubes latinos y es el «pulso esencial de la música latina», de acuerdo con el autor Ed Morales. Y cuya figura precursora fue, el dominicano Johnny Pacheco al crear la pauta a seguir con su empresa, Fania Records.
La salsa se toca en compás de cuatro tiempos. Siendo característico el ritmo de las claves (tic, tic, tic... tic, tic), mientras el canto y los instrumentos destacan el primer y tercer tiempo del compás.
La salsa incorpora múltiples estilos y variaciones; el término es en ocasiones usado para describir cualquier forma de género popular derivado cubano (como el cha-cha-chá y el mambo). Sin embargo, la salsa se refiere específicamente al estilo particular desarrollado a mediados de 1970 por grupos de Nueva York (del área citadina cubana) e inmigrantes de Puerto Rico a los Estados Unidos, y descendientes como la salsa romántica en 1980. Algunas personas afirman que el estilo de la salsa es primordialmente cubano, aunque es una combinación de varios estilos latinos mezclados con pop, jazz y R&B.
De esta manera la salsa no es un género musical cerrado ni inmutable, sino que es un conjunto de géneros (algunos bastantes disímiles) que se fusionan junto con ritmos afro-caribeños y con el jazz estadounidense.
Los familiares más cercanos de la salsa son el mambo cubano y las orquestas de son del siglo XX, así como el jazz latino. La línea entre el jazz latino y la salsa no siempre está clara, con muchos músicos especialmente antes de 1970, a veces se considera parte de cualquier rama.
La célebre cantante Celia Cruz dijo: «La salsa es música cubana con otro nombre. Es mambo, cha-cha-chá, rumba, son... todos los ritmos cubanos bajo un solo nombre». El autor Ed Morales ha dicho que la percepción más común y obvia de la salsa es «un manejo de clave extravagante en canciones de derivación afro-cubana dirigidas por piano, pitos y sección rítmica cantado por un intérprete de voz aterciopelada vestido en traje de algodón». El también define esto como «nada más nuevo que un giro en los ritmos tradicionales de la música cubana» y «la voz cultural de una nueva generación», representación de una «cristalización de una identidad latina en Nueva York cerca de 1960». Además Morales cita que el cantante Rubén Blades afirma que la salsa es puramente «un concepto» que se opone a un estilo o ritmo definidos. Algunos músicos dudan que el término salsa tenga un significado útil para todo, como el director Machito, que afirma que la salsa fue más o menos lo que él ha tocado durante 40 años antes que el estilo se inventara, mientras que Tito Puente, una vez contestada la pregunta de la salsa, dijo «Soy un músico, no un cocinero» (refiriéndose a la salsa de comida)[1] .
Sin embargo, en su raíz la salsa es una mezcla de música hispana y música africana, filtrada a través de las historias musicales de Cuba y Puerto Rico y adaptadas por el Jazz Latino y músicos latinos populares para poblaciones latinas con diversos gustos musicales. La estructura básica de las canciones de salsa está basada en el son cubano, comenzando con una melodía simple y seguida por un «coro» en el cual se improvisa. Ed Morales afirma que las bases del origen de la salsa fueron el uso del trombón como un complemento melódico, el solista y el sonido más agresivo de lo normal en la música cubana.

Ritmo


La salsa siempre tiene una métrica de 4/4, i.e., 4 tiempos por compás. La música es fraseada en grupos de dos compases, i.e. 8 tiempos, por ejemplo recurren a patrones rítmicos y el comienzo de las frases en el texto de la canción e instrumentos. Típicamente, los patrones rítmicos que se tocan en los instrumentos de percusión son más bien complicados, a menudo con diferentes patrones tocándose simultáneamente.
Un elemento rítmico que forma la base de la salsa es el ritmo de clave, generalmente tocado en las claves. El ritmo de clave de salsa más común es el bien llamado clave de son 2-3:
1.2.3.4.5.6.7.8. (cuenta)
..*.*...*..*..*. (* = golpes de clave)
La clave no siempre se toca directamente pero forma la base que muchos otros instrumentos de percusión también como la canción y el acompañamiento usa como ritmo común para sus propias frases. Por ejemplo, éste es el ritmo común de la campana
1.2.3.4.5.6.7.8. (cuenta)
+.*.+.**+.**+.** (+/* = golpes de campana grave/agudo)

La palabra salsa


Salsa significa «aderezo» en español, y se ha descrito como una palabra con «asociaciones de vida pero son definiciones absolutas, una identificación que abarca una gran colección de estilos y ritmos latinos, tomando un matiz distinto donde sea que usted esté en el mundo del habla hispana»[4] . El término se ha usado por inmigrantes cubanos y puertorriqueños análogamente en Nueva York para el swing[5] . La autora de música mundial Sue Steward afirma que la palabra fue originalmente usada en la música como un «llanto de apreciación para un picante particular o un solo rápido», viniendo a describir un estilo de música específico en la mitad de los 70 «cuando un grupo de Nueva York basado a música latina comenzó a examinar los arreglos de las grandes bandas clásicas populares desde la era del mambo de 1940 y 1950». Ella menciona que la primera vez que una persona usó el término «salsa» para referirse a este género musical fue un dj de radio venezolano de nombre Phidias Danilo Escalona. Ed Morales también menciona la prioridad de la palabra usada para animar una banda que incrementa el tempo y «pone a los bailarines en una parte alta», y para «para agradecer un momento musical (y) expresar un tipo de nacionalismo cultural, proclamando el calor y sabor de la cultura latina»[6] ; él también menciona a Johnny Pacheco, un líder dominicano que realizó un álbum llamado Salsa Na' Ma, que Morales tradujo como Sólo necesitas un poquito de salsa o condimento. Otros aseguran que estando de gira por los Estados Unidos el sexteto de Ignacio Piñeiro, la canción Échale salsita fue la que le dio origen al termino.

Historia y expansión


En las décadas de los años 30, 40 y 50, la música cubana dentro de Cuba se fue envolviendo dentro de estilos nuevos derivados primariamente del son y la rumba, mientras los cubanos en Nueva York, viven entre muchos latinos de Puerto Rico y otros países que comenzaron a tocar estilos propios distintivos influenciados por la música africana[7] . Su música incluye son y guaracha, así como tango, bolero y danza, con prominentes influencias del jazz[8] . Mientras la escena neoyorquina estaba evolucionando, la música popular cubana, especialmente el mambo, se volvió muy famosa a través de los Estados Unidos. Esto fue seguido por otros géneros de música cubana, que afectando especialmente a la escena latina en Nueva York. El resultado, a mediados de los 70, fue lo que se conoció comos salsa.
La salsa evolucionó establemente a fines de 1970 y dentro de los 80 y 90. Nuevos instrumentos y nuevos estilos nacionales fueron adoptados como la música de Brasil, que fue adaptada a salsa. Nuevos subgéneros aparecieron, como las dulces canciones de amor de salsa romántica, mientras la salsa se convirtió en parte importante de la escena musical en Venezuela, México y tan lejos como Japón. Diversas influencias incluyendo prominentemente hip hop, vino a formar el género en evolución. A la llegada del siglo, la salsa fue uno de los campos más importantes de la música popular en el mundo, y las estrellas de la salsa fueron celebridades internacionales.

Orígenes


Las raíces de la salsa pueden remontarse a los ancestros africanos que fueron enviados al Caribe por los españoles como esclavos. Es en África donde con mayor frecuencia la música es principalmente interpretada o acompañada por instrumentos de percusión, tales como la conga o la pandereta, comúnes en la salsa.
El antecedente más directo de la salsa es el Son cubano, el cual es una combinación de influencias europeas y africanas. En general, a la música tradicional cubana se la considera como origen de la salsa. Como precursores de la salsa se considera primcipalmente a los géneros son y el danzón, además de ritmos tradicionales (guaguancó, guaracha, bolero cubano, etc.). Muchas bandas de son, han sido populares en Cuba, comenzando en los años 30; éstos fueron septetos y sextetos[9] . Finalizando la década de 1940, estas bandas crecieron mucho, convirtiéndose en orquestas de mambo y charanga, lideradas por directores de orquesta como Arsenio Rodríguez y Felix Chappotin[10] .
En la ciudad de Nueva York, en el centro para el mambo en los Estados Unidos, el Palladium Dancehall, y en la Ciudad de México, donde la industria fílmica atrajo a músicos latinos, el estilo cubano de las bandas fue formado por cubanos, puertoriqueños y dominicanos como Machito, Pérez Prado, Tito Puente, Johnny Pacheco y Tito Rodríguez[11] .
El mambo fue muy influenciado por el Jazz y fueron las grandes bandas de Mambo las que mantuvieron viva la larga tradición del Jazz mientras los maestros actuales del Jazz se estaban moviendo en las pequeñas áreas de la era del bebop[12] . En la década de 1950, la música bailable latina, como el mambo, la rumba y el cha-cha-chá; fueron música de corriente principal en los Estados Unidos y Europa[13] .
La música latina de Nueva York de 1960 fue liderada por músicos como Ray Barretto y Eddie Palmieri, influenciados por ritmos cubanos importados como la pachanga y la charanga; si bien después de la crisis de los misiles de 1962, el contacto cubano-americano decayó profundamente[14] , el resultado fue el crecimiento de la influencia de puertorriqueña en la música caribeña desarrollada en Nueva York. La comunidad puertoriqueña de Nueva York, llamada por los estadounidenses Nuyoricans, influenciada por muchas culturas latinas así como por el contacto cercano con afroamericanos, se hizo del liderazgo del desarrollo musical de la futura salsa[15] .
De cualquier forma, se dice que el crecimiento de la salsa moderna comenzó en las calles de Nueva York a finales de 1960. Por esta época, el pop latino no tomó una fuerza importante en la música americana, al perder terreno frente al doo wop, al R&B y al rock and roll; pero hubo unos pocos ritmos jóvenes para danzas latinas tales como el soul y la fusión de mambo boogaloo, pero la música latina dejó de ser parte importante de la música popular americana[16] .
Con la salsa se originó una nueva corriente musical, para lo que colaboraron músicos de muchos países diferentes de América Latina. Sin embargo, se pueden identificar a sus precursores en la historia de la música.
Manhattan Recording Company, Fania Records, introdujo muchos de los primeros cantantes y músicos de la primera generación al mundo[17] . Fundada por el flautista dominicano y líder de banda Johnny Pacheco y Jerry Masucci, la ilustre carrera de la fania comenzó con Larry Harlow, El Malo de Willie Colon y el Cantante de los Cantantes, Hector Lavoe en 1967[18] . Esto fue seguido por una serie de modernos son montuno y plena que se desarrolló en la salsa en 1973.
Casi al mismo tiempo surgieron más centros de la salsa en Puerto Rico, Perú, Panamá, Venezuela y Colombia.
En Estados Unidos el boogaloo precedió a la salsa, la cual —después de un corto apogeo— lo sustituyó casi completamente.
Por razón de los muchos inmigrantes cubanos en Estados Unidos, Miami se convirtió en la segunda gran metrópoli de la música cubana, y por consiguiente, de la salsa. Contrariamente a Nueva York, la comunidad cubana determinó mucho más la vida en Miami, así que la feria en la Calle 8 casi ha aventajado al festival tradicional en el Madison Square Garden. Desde Nueva York la ola de salsa se derramó primero en América Latina, y en los años ochenta hacia Europa. Debido a los muchos emigrantes peruanos se fundaron también importantes enclaves de salsa en Japón.
Fue el sello Fania Records, de Johnny Pacheco y Jerry Massucci quien dio el espaldarazo a este género al grabar y distribuir los discos de la gran mayoría de las estrellas salseras de los años setenta. La agrupación de todas esas estrellas formaba la Fania All Stars, considerada por muchos como la máxima expresión de la salsa, que realizó inolvidables conciertos en varios clubes neoyorquinos así como en lugares alejados como Japón y África.

1970s


Desde Nueva York, la salsa se expandió rápidamente a Panamá, Puerto Rico, Perú, República Dominicana, Colombia, México, Venezuela, y otros países latinos. Músicos y cantantes como Tito Puente y Celia Cruz solidificaron sus nombres no solo en hogares latinos norteamericanos sino sobre todo en el Caribe. Después, grupos como el El Gran Combo, Roberto Roena Y Su Apollo Sound y La Sonora Ponceña entre otros, los siguieron
1970 vio un número de innovaciones musicales entre músicos salseros. El cuatro Puertorriqueño fue introducido por Yomo Toro y el piano eléctrico por Larry Harlow, mientras vocalistas como Cheo Feliciano, Soledad Bravo, y Celia Cruz adaptaron canciones Brasileras al género. Ray Barretto, Típica 73, Conjunto Clásico, Rubén Blades, La Dimensión Latina con Oscar D'León y Eddie Palmieri fueron otros artistas importantes de la era, mientras Fruko puso influencias colombianas a la salsa y trajo la música a su tierra. En los 80, Fania Records dejó de ser el líder de la salsa, pues fue debilitado por TH-Rodven y RMM.

1980s


1980 fue una época de diversificación, de como la salsa popular evolucionó en la dulce y suave salsa romántica, con letras que se basan en el amor y el romance. El que es considerado el pionero de la salsa romántica fue el vibrafonista Louie Ramirez y su grupo Noches Calientes es considerado el inicio de esta era, que pronto fue dominada por las estrellas puertorriqueñas como Frankie Ruiz, Eddie Santiago, Paquito Guzman y otros. Finalizando 1980, la salsa fue influenciada por el rap latino y la desarrollaron artistas como Willie Colon y Sergio George regresando la música a sus raíces del mambo y agregando una sección prominente de trombón.
Durante 1980 la salsa se expandió a México, Argentina,Europa y Japón, donde (Japón) fue popularizado por la famosa Orquesta Del Sol. La Orquesta de la Luz, o Orchestra of the Sun, también se volvió famosa en muchos países latinoamericanos. Colombia continuó estas innovaciones de salsa a través orquestas tradicionales de los 70s como Fruko y Latin Brothers, y otros de los 80 como Los Nemus del Pacífico, El Grupo Niche, Orquesta Guayacan y Son de Cali. Joe Arroyo (anteriormente cantante de Fruko) agregó influencias de cumbia, y con la Sonora Carruseles se convirtieron en importantes atracciones en Colombia durante 1990, y la ciudad de Cali fue, y es ampliamente conocida como "la capital mundial de la salsa".
El cubano Roberto Torres y el colombiano Humberto Corredor Guajiro Records inventaron el concepto la charanga-vallenata en los 80s, haciendo de Miami un centro de salsa. La salsa de Venezuela también se volvió popular, especialmente Oscar D'Leon, mientras que otros, como Nelson Pueblo, agregaban influencias de música llanera nativa. El puertorriqueño Cano Estremera al separarse de Bobby Valentin se convirtió en otro cantante popular de salsa en la segunda mitad de 1980.

1990 al presente


Volviendo a la salsa de Cuba, la timba sacó en ritmo de songo y fue inventada por bandas como Los Van Van y NG La Banda. En 1990 esta a forma de salsa cubana se le llamó timba y se volvió popular a través del mundo. Otra forma de salsa cubana es el songo-salsa, con mucho rapeo.
La salsa se registró como un crecimiento regular y ahora domina varias áreas en muchos países Latinoamericanos y algunos espacios del mercado estadounidense. Entre los catantes y músicos destacados en los 90 encontramos a figuras como Marc Anthony, La India, Gilberto Santa Rosa, Victor Manuelle y Michael Stewart.
Las más recientes innovaciones en este género incluyen híbridos como merengue-house y salsa-merengue, junto con la salsa gorda. Desde mediados de 1990, los artistas africanos también han estado muy activos a través del súper grupo Africando, donde los músicos africanos y neoyorquinos mezclan con cantantes africanos tales como Bambino Diabate, Ricardo Lemvo, Ismael Lo y Salif Keita. La Salsa es solo uno de muchos géneros latinos que ha venido siendo influenciado por músicas del oeste africano. Recientemente, se ha visto un renacer de la salsa clásica en Bogotá - Colombia, en donde varios grupos encabezados por La-33, le devuelven su protagonismo a través de composiciones de sabor urbano y de corte setentero.

La irrupción de la sensualidad


Los primeros cantantes de salsa reflejaban en sus ritmos y en sus letras la imagen del barrio marginal donde se forjó esta cultura. Recordemos que los orígenes no se dieron en los grandes clubes neoyorquinos sino en las calles del Spanish Harlem, conocido como «El Barrio», sector marginal del Alto Manhattan.
Es así que los sonidos de la salsa clásica son fuertes, con preeminencia de los «cueros» (la percusión), los metales (instrumentos de viento de metal) y el piano, que se mezclaban en unos solos conocidos como «descargas», que eran excelentes muestras de virtuosismo técnico en el manejo de los instrumentos.
Sin embargo, a partir de los años ochenta, la salsa fue dejando los sonidos fuertes y las descargas furiosas para entrar en un sonido más cadencioso y melódico, que posibilitaba el baile más lento. Esta música se acompañó de letras con abundantes referencias al amor y al erotismo como motivo principal y, en algunos casos, excluyente. Esta música fue denominada «salsa sensual» y tuvo como uno de sus máximos exponentes al señor Frankie Ruiz.
La categorización de la salsa sensual trajo como consecuencia que se denomine al estilo anterior como «salsa dura». La misma que sufrió un bajón de producción (en cantidad mas no en calidad) y de popularidad a la par que el nuevo estilo se hizo dueño absoluto del género.

Decaimiento de la sensualidad y escena actual


A inicios de los años 1990 la salsa sensual empezó a declinar en popularidad, lo que se debió principalmente al fuerte impulso de otros ritmos caribeños como el merengue dominicano y la bachata.
En ese escenario volvieron a relucir y tomar popularidad y reconocimiento grupos clásicos de salsa que llevaban casi 30 años de producción. Agrupaciones como El Gran Combo de Puerto Rico y La Sonora Ponceña volvieron a aparecer en toda su magnitud.
La muerte de Hector Lavoe marcó un hito importantísimo en la historia de la salsa ya que hacía evidente la desaparición de las primeras voces como Ismael Rivera que dominaran la escena durante la creación de este género musical.
Los creadores se estaban yendo, la salsa ya no era el género nuevo que causaba asombro y sensación. La salsa tenía más de 30 años y debía mostrar una maduración.
Actualmente, la escena salsera se encuentra compuesta por cantantes y agrupaciones clásicas; como las citadas El Gran Combo y La Sonora Ponceña,Eddie Palmieri, Rubén Blades, Andy Montañez, Richie Ray y Bobby Cruz, Roberto Roena y su Apollo Sound, Guayacan Orquesta, Son de Cali, Grupo Niche ; que gozan de un prestigio ganado en décadas. Pero también la componen figuras más jóvenes que sienten la salsa y buscan llevarla a su tercer nivel de evolución, figuras como Jimmy Bosch, La India y Hermán Oliveras que rescatan la clásica Salsa Dura o como Edwin Bonilla, Bongo Logic, Mo Guajiro y La 33 en cuya música se nota el intento de fusionar los dos tipo de salsa, rescatando lo mejor de cada uno. Hoy se puede decir que la música de Salsa tiene un reconocimiento mundial y numerosos bailadores en todo el mundo.

La revolución cubana


Debe ser consecuencia de la situación política de la Isla, pero la Salsa Cubana no compartió el mismo desarrollo. La salsa cubana, en vez de mezclarse y enriquecerse de otros ritmos, fue progresando y evolucionando en la continua innovación y transformación de sus propios ritmos, los cuales poseen múltiples variantes y facetas.
La salsa cubana acusó muy poco el efecto de la salsa sensual, pero evolucionó hacia un nuevo estilo en el cual no son ajenos a las referencias al amor y el erotismo en sus letras, pero la música, en apariencia más ligera, no se alejó del virtuosismo que siempre caracterizó a Cuba y nos brinda piezas musicales que, detrás de una letra «vana y superficial», ofrecen una mixtura de sonidos, solos, «descargas» y claves de muy buena factura. Este estilo fue bautizado como «timba».
Bandas como Juan Formell y los Van Van, Chucho Valdés e Irakere, José Luis Cortés y NG la Banda, Juan Carlos Alfonso y su Dan Den hasta llegar a Manolito y su Trabuco y Paulo FG llevan el sonido «timbero» más allá de la isla y en los últimos años fueron recibidos con beneplácito por el pueblo salsero.

Salsa como baile


Pero los latinos en los Estados Unidos no solo conectaron sus ritmos, sino que desarrollaron un nuevo estilo de baile: el New York Style determinado por la escuela cubana y puertorriqueña y ampliada por un montón de elementos de academia de baile. Desde Nueva York este estilo de baile ha encontrado también en Europa mucha divulgación junto al estilo Cubano (Casino).
A decir verdad, los cubanos nunca han perdido su estatus de isla completamente. Después de la revolución cubana (1959) los emigrantes cubanos huyeron preferentemente a Estados Unidos. Con el continente latinoamericano casi no hubo ningún intercambio. La música en si se difundió rápidamente a todas las fronteras, sin embargo, casi nadie en América Latina conoce algo como un New York Style o un «Cross Body Lead (Dile que no)».
En Cali, Colombia se desarrolló en los años 70 otro estilo de baile, "el estilo colombiano" caracterizado por el rápido movimiento de los pies y las caderas.
En la costa occidental de Estados Unidos se desarrolló en los años noventa el L.A.-Style, similar al New York-Style, aunque se baila en un tiempo diferente (en el 1), pero todavía con más elementos de show. Más o menos hacia el fin del milenio se puede observar que los mexicanos que vuelven de California hacen creciente la popularidad del L.A.-Style también en México.
Otras formas:
«Rueda de casino»: salsa como baile de grupo en círculo en el cual uno actúa como voz y va dando órdenes con vueltas y cambios de pareja que hacen de este estilo el más divertido y participativo de la salsa, como ejemplos de vueltas están el clásico «70», hasta figuras complejas como «llévala a Matanzas».

Países donde se escucha


La salsa prácticamente se ha extendido por el mundo como la música de baile por excelencia. Fuera de la cultura latina-caribeña, la salsa es considerada solo como un mero baile. Pero hay países en los cuales la salsa es más que un baile: Una música, más para escuchar en todo momento y no solo en fiestas.
Países en los cuales la salsa es el primer o segundo género musical más escuchado:
-Puerto Rico
-Cuba
-Colombia
-Venezuela
-Panamá
-República Dominicana
-Perú
-México
-Bolivia
En los siguientes países su gusto es más reducido en la población:
-Ecuador
-Costa Rica
-Nicaragua
-Chile
-Japon
-Francia
-Escocia
Enclaves y regiones "salseras":
-Nueva York, Miami y Los Angeles (Estados Unidos)
-San Juan, Bayamón, Carolina y Ponce (Puerto Rico)
-La Habana y Santiago de Cuba (Cuba)
-Cali, Barranquilla, Cartagena, Medellín y Bogotá (Colombia)
-Ciudad de Panamá (Panamá)
-Caracas (Venezuela)
-Santo Domingo de Guzmán (República Dominicana)
-El Callao (Perú)
-Esmeraldas, Ecuador
-Cancún (México)
-Islas Canarias (España)
-Santa Cruz - Ciudad (Bolivia)

Fuentes
http://es.wikipedia.org/

NEWS

Búsqueda de género

 
Advertisement Advertisement